sábado, 26 de septiembre de 2009

Día MUNDIAL de la PREVENCIÓN de EMBARAZOS ADOLESCENTES NO DESEADOS


Hoy es el día mundial de la prevención de embarazos adolescentes no deseados
Cada 5 minutos, una teen tiene un bebé
Según las cifras oficiales del Ministerio de Salud de la Nación, cada año 107.109 chicas dan a luz y un tercio del total de las muertes de mujeres de entre 15 y 19 años es producto de un aborto. Cuáles son los canales que eligen para informarse acerca de la sexualidad.

26.09.2009

Más de 100 mil hijos de madres adolescentes nacen por año en la Argentina. A su vez, un tercio de las muertes adolescentes resulta de abortar embarazos no deseados. De acuerdo con cifras oficiales del Ministerio de Salud de la Nación, se estima que en el país nacen por año 107.109 hijos de madres adolescentes. Estas cifras dieron lugar a la creación del Día Mundial de Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes, que se celebra hoy y tiene como principales objetivos aumentar la disponibilidad de información, facilitar la discusión abierta sobre salud sexual entre los jóvenes y reducir la incidencia de embarazos no planificados y abortos clandestinos. La campaña cuenta con la participación de más de 70 países.

En la Argentina, el 15% de los embarazos, en general, se producen en adolescentes de entre 15 y 19 años. Cada cinco minutos una adolescente se convierte en madre y generalmente un adolescente varón es el padre. Además el 51% de los adolescentes argentinos se inicia sexualmente entre los 15 y los 19 años. Así lo revela una encuesta sobre el nivel de educación sexual que reciben los adolescentes argentinos durante su período escolar realizada por el Centro Latinoamericano Salud y Mujer (Celsam).

CANALES POCO CONFIABLES. Este año, Celsam profundizó la información sobre educación sexual de los adolescentes a través de un reciente trabajo que abarcó a 500 jóvenes escolarizados de entre los 12 y los 20 años. Según esta investigación, el 64% de los jóvenes consultados habló sobre sexualidad y cuidados con sus propios pares.

“La búsqueda de la información se resuelve, muchas veces, por canales poco confiables, como ser internet o los propios pares, con quienes comparten las mismas dudas y mitos”, comentó la Dra. Karina Iza, médica ginecóloga del Celsam. “De esta manera es muy difícil que ellos puedan adueñarse de esta información y ponerla en práctica en su vida privada y tomar decisiones con responsabilidad, autocuidado y cuidado hacia la otra persona”, agrega.

Para la Dra. Alicia Figueroa, médica tocoginecóloga, “la falta de conocimientos que tienen los jóvenes respecto de sus derechos sexuales y reproductivos les dificulta su inclusión en el sistema sanitario, donde necesitan encontrar cobertura para sus demandas de salud así como también la contención necesaria”.

El estudio también indagó acerca del tipo de información que los adolescentes desean recibir. El 50% de los consultados aseguró que le gustaría información acerca de la prevención de las infecciones de transmisión sexual; un 40% sobre los métodos anticonceptivos; el 12% de los chicos prefiere que se le informe sobre la prevención del abuso sexual; y a un 10% le interesa conocer acerca de los roles de género e igualdad entre varones y mujeres.

Según los especialistas, los resultados arrojados por los estudios demuestran que es necesario promover la difusión de iniciativas educativas que pongan a disposición de los adolescentes información y recursos enfocados en educación sexual, de manera que se facilite la discusión abierta sobre salud sexual y reproductiva y se contribuya a prevenir embarazos no planificados en adolescentes.

DICE LA OMS. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, uno de cada diez nacimientos es de una madre quien a su vez es una preadolescente. Se estima que el 40% de los embarazos en Latinoamérica no son planificados y son consecuencia de no usar métodos anticonceptivos, de usar métodos inadecuados o de fallas al utilizarlo.

Además, anualmente 46 millones de los embarazos de madres adolescentes culminan en un aborto inducido, mientras que casi 20 millones de éstos se realizan de forma insegura.

“Era mi primera vez, pensé que no me iba a embarazar”

“Si hubiera estado informada no me hubiera pasado. Este embarazo es consecuencia de no haber sabido cómo cuidarme”, dice Melisa de 17 años, con seis meses de gestación. Ella vive en Merlo, con sus padres. Nunca, ni en su casa ni en el colegio, le hablaron sobre sexualidad y cuidados anticonceptivos. A Melisa le daba vergüenza preguntar. El padre es un chico de su barrio y tiene 18 años. “Sabíamos del preservativo o las pastillas pero no cómo se usaban y además pensé que no me iba a pasar a mí más porque era mi primera vez”, explica quien se enteró de su embarazo al entrar en el segundo mes. “Cuando le conté al chico que estaba embarazada de él me dijo que era culpa mía que no me había cuidado, desde ese día no volví a hablar con él”, cuenta. En un comienzo, sus padres se mostraron enojados y le preguntaban por qué no se había cuidado “pero no me quisieron dejar sola porque yo estaba muy triste y asustada”, dice la joven.

Al momento de quedar embarazada Melisa iba a quinto año pero cuando se enteró de que iba a ser mamá decidió abandonar porque “tenía miedo por las clases de gimnasia o de quedar en el medio de las clásicas peleas en la puerta de la escuela”, pero piensa retomar cuando su hijo tenga dos años. “Es todo nuevo, estoy muy nerviosa”, dice. “Es importante que las chicas se informen sobre cómo hay que cuidarse. Las mujeres deberían saber más porque son las que ponen el cuerpo”.
CRÉDITO: Diario Crítica de la Argentina. © Copyright 2008. Todos los derechos reservados.

el dispreciau dice: esta es una clara evidencia de la ausencia de políticas públicas. Los embarazos no deseados no son estadísticas como tampoco los abortos son simples números. Todo está desmadrado y en expansión porque al estado no le importan los ciudadanos y mucho menos sus problemas y necesidades. El estado declama que se preocupa pero a decir verdad nunca se ocupa y permanece en "estado" deliberativo y declamatorio como si estuviese arriba de un escenario interpretando una obra de teatro... bue, en la práctica, sí lo hace. Esto chicos son víctima de sus circunstancias pero la sociedad argentina sigue sin entender que la disciplina, la comprensión, la mano del otro, la educación como un todo y la salud pública resguardada por un sistema protector y no pseudo benefactor, son imprescindibles para construir resultados ciertos. A estos chicos nadie les restituye el mañana y más allá de las responsabilidades individuales se ubica la del estado frente a los padres y la de los padres frente a sus propios destinos. Finalmente, el aborto resuelve la coyuntura disimulando los males... pero estos, tienen vida propia y regresan a ocupar el espacio truncado... cuándo entenderemos que la sangre del futuro (la que aún no llega) no debe ser derramada porque se alteran las líneas sucesorias que forman parte del libro de la vida?... Septiembre 26, 2009.-